¿Qué es el ácido láctico?

El ácido láctico, es uno de los factores que afecta de manera considerable en el rendimiento de cualquier deportista. Este, es un compuesto que genera nuestro cuerpo como consecuencia de la degradación de las moléculas de glucosa. Sobre todo, cuando esta degradación se da en condiciones anaerobias, es decir, aquellos momentos en los que se requiere de un mayor esfuerzo e intensidad. Un ejemplo de dentro del ciclismo pueden ser los sprint, últimos metros de alguna escalada o el simple sobreentrenamiento. Por ello, vamos analiza que es el ácido láctico, y cómo hacer frente a él.


 

No solo generamos ácido láctico a altas pulsaciones

Como mencionábamos, el ácido láctico es algo que nuestro cuerpo produce como resultado de la propia actividad. Cuando realizamos sesiones a bajas pulsaciones o dentro de un umbral anaeróbico cómodo, el ácido láctico se acumula en menor escala y por lo tanto se consigue eliminar, sino completamente, si gran cantidad de el.

Sin embargo cuando el ritmo es muy exigente, o sometemos el cuerpo a una intensidad más elevada de lo habitual, la fatiga y la sensación de falta de aire aparecen de manera rápida. Son esos momentos en los que más ácido láctico se acumula y no se consigue eliminar, afectando de manera drástica a los músculos. Principalmente porque impide que se realicen los procesos de descomposición de la glucosa, dejando tus piernas sin acceso a energía. Esto es bastante notable, tanto por las sensaciones físicas así como por la imposibilidad de mantener un alto nivel de intensidad y esfuerzo.

¿Es posible evitar la acumulación del ácido láctico?

No. Llegados a este punto, hay que ser conscientes que la producción de ácido láctico es algo natural y que no se puede evitar. Sobre todo cuando se trata de realizar ejercicio con alta intensidad, ya sea en un gimnasio, corriendo, sobre la bici o en cualquier otro deporte.

Lo que sí es posible mediante el entrenamiento, es retrasar la acumulación de ácido láctico en la musculatura. Esto se traduce en una gran mejora del rendimiento, tanto en resistencia como en velocidad.

Cómo retrasar la acumulación del ácido láctico

Que el lactato no bloquee nuestra musculatura, es algo que se puede conseguir realizando entrenamientos específicos. Estos se caracterizan por realizar series, o secuencias que combinen momentos de mucha intensidad, con intervalos a pulsaciones bajas. Siempre de forma gradual.

Además, exigen trabajar con entrenamientos de fondo a intervalos aeróbicos moderados

Otros factores para retrasar la aparición de la fatiga muscular

Los mejores resultado en cuanto al retardo en la acumulación de ácido láctico, solo se consiguen con entrenamiento específico. Pero hay otros aspectos que también pueden afectar de manera considerable. Entre ellos, la hidratación, la forma de respirar o incluso la dieta.

Los suplementos alimentarios, como geles y sales, recuperadores… ayudan a mitigar sus efectos, a continuación te dejamos los productos más vendidos.

 

 

Author: addiegainford83

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.